Archivo para fierro

Lo hizo Batata, lo dijo este bloc

Posted in Personas piedra with tags , , , , , , on septiembre 23, 2008 by federic

Somos así: pájaros de mal aujero. 

En realidad fue el que nombramos en el post anterior. No le choriaron la novia a Willy, pero segual lo desplumaron. ¡Tubérculo asesino!

F*ntanet, el de Callej*ros

Posted in Personas piedra with tags , , , , , , , on julio 25, 2008 by federic

¿Una de las personas más yetas ever? Maybe

Un tema que me merece mucho respeto. No así este muchacho. Sí, este muchacho al que parecen no pesarle tantas muertes (casi 200 men), este muchacho que lo único que hizo luego de la noche más jodida de su vida fue esquivar el bulto y, cuando llegó el momento de poner la cara, lo hizo en ¡Radio Diez! En fin. Es mufa, yeta, piedra, fierro, metal, pero sobre todas las cosas es flor de guarango. Pugliese, Pugliese, Pugliese.

Presentación.

Posted in Personas piedra with tags , , , , , on junio 4, 2008 by federic

Este blog, como su nombre lo indica, tratará un tema bastante intocable de la vida moderna: la yeta. Digo intocable porque quién quiere nombrar jettatores o lugares piedras pensando que la sola mención, el solo pensamiento nos rodeará de ese aura mala onda que estos seres o lugares portan.

Le echamos la culpa a la yeta porque somos unos inútiles. Puede ser. Puede ser que si del laburo me echan es porque no me da la cabeza o me tomo cuatro horas para almorzar y no porque justo cuando me llaman de Recursos Humanos estaban dando el programa de Ernest*na P*is.

Pero en fin. Así como creamos dioses, así como nuestros ancestros adoraron al sol, a la luna y etc, así es que las tribus modernas osea nosotros depositamos, sometimes, determinadas características negativas sobre seres animados o inanimados.

Está el caso de ese muchacho en Rosario, conocido de mi amigo Elioariel, que cada vez que lo veíamos cruzábamos de vereda (escribo con una sola mano porque me estoy hueveando el zurdo por las dudas).

El tipo en cuestión no sólo hundió barcos de pequeña eslora o hizo estallar en mil pedazos mostradores antiquísimos de centenarios negocios con su sola presencia sino que paralizó una obra en construcción en lo que, para mí, constituye el acto más grande de fierrismo que haya tenido oportunidad de enterarme.

Resulta que este muchacho (del que gracias a dios nunca me dijeron el nombre por causas más que obvias) tenía una casa. Enfrente, hacia el norte o el sur, le estaban construyendo un edificio. Venía viento en popa la construcción hasta que el edificio alcanzó una altura tal que la sombra que proyectó alcanzó a la casa del mufa. Resultado: paralización automática de la obra, los inodoros se quebraron, un obrero se lastimó y le clavó un juicio a la constructora, los revoques se desprendieron de las paredes.

Un batifondo que mamita querida.

Bueno, eso, para eso está este blog. Para ir contando, nombrando, categorizando, deschavando jettatores famosos y no tanto.

Esperamos sus comentarios, sus reseñas, sus sortilegios anti mufa, sus anécdotas y más.

Y todo, conjurado por el maestro Pugliese, el más famoso de los antimufas.

Que la mufa no los alcance. Y si los alcanza, agarrensé un huevo o teta izquierdos con mano derecha según sexo.